Mactán

INFORMACIÓN

Ahí, en medio de las Filipinas, en el Archipiélago de Bisayas, casi pegadita a la costa este de Cebú, se encuentra una isla bastante gordita llamada Mactán, en el mar de Camotes. Tiene una superficie de 65 kilómetros cuadrados y tan solo seis metros de altitud respecto al nivel del mar. Cuenta con una pequeña ciudad de pescadores al sur llamada Córdoba, y con una gran urbe llamada Lapulapu, que ocupa el resto de la isla. Según el censo de 2015, Mactán daba cobijo a 467.112 personas, de las cuales, casi el noventa por ciento vivían en Lapulapu. Se trata de la isla más densamente poblada de la República de Filipinas. Esta gente habla cebuano, que es el idioma local, pero también parlan el inglés sin problema alguno. El Canal de Mactán divide esta isla de la gran isla de Cebú con tan solo medio kilómetro de distancia, pero está unida por dos puentes y uno en proceso, que se prevé que sea inaugurada este mismo año (2021). Qué te voy a contar del clima que no te imagines ya… Se trata de una zona cálida, húmeda y lluviosa durante todo el año. La temperatura media es de 29ºC.

HISTORIA

Según las tradiciones orales, alrededor del año 1450 llega a la zona de Cebú un príncipe de la dinastía Chola en Sumatra, llamado Sri Lumay, que fue enviado a esta zona por el Maharajá para establecer una base militar de expedición, pero se rebeló y fundó un Rajanato indianizado en la isla de Cebú. Aquella región comenzó a obtener importancia comercial, a la vez que combatía a los piratas Joló, unos bandoleros musulmanes de Mindanao. A manos de estos moriría el Rajá Lumay.

El nieto de Sri Lumay fue el Rajá Humabon, que unos cincuenta años después gobernaba por la zona y rivalizaba con el Reino de Mactán, liderada por el datu Lapulapu. A esto que llegan por primera vez los españoles en marzo de 1521 y se hacen coleguitas del Rajá Humabon, bautizándole unos días después como Don Carlos, y como había que hacerse favores, los españoles se van para Mactán para acabar con la tribu de Lapulapu, pero como van de sobraos (49 soldados españoles y portugueses contra unos 1500 guerreros de Mactán) reciben una derrota contundente, teniendo que retirarse y dejando importantes bajas.

Bautizos por aquí, bautizos por allá. Misa de Cebú, de Carlos Botong.

Poco se sabe de lo que pasó por allí hasta que volvieron de nuevo los españoles (tras un par de expediciones fracasadas), comandados por Miguel López de Legazpi en 1565, derrotando al Rajanato y estableciendo colonias por Cebú. No fue hasta 1730 cuando los misioneros agustinos fundaron Opon (futura ciudad de Lapulapu), y mucho más tarde, en 1863, se fundó Córdoba al sur de la isla.

En 1896 comenzó la Revolución Filipina, llegando a la isla, como no, y creando milicias independentistas por doquier. Luego arribaron tropas estadounidenses con la promesa de expulsar a los españoles y darles su ansiada independencia, pero cuando los peninsulares se fueron para casa con el culo rojo, las Islas Filipinas se convirtieron en una colonia estadounidense, alegando que aquellos seres eran incapaces de autogobernarse, y esto no gustó mucho por allí, así que se lio la Guerra filipino-estadounidense, donde destacó la resistencia del pueblo Cebú.

En la ciudad de Opon se almacenaban tanques de petróleo, muy codiciados en la II Guerra Mundial, motivo por el cual los japoneses acechan y consiguen Cebú y sus alrededores, liberada de estos al final de la guerra por la División Americana.

ANECDOTARIO

Retrocedamos a la llegada de los españoles el 17 de marzo de 1521 a la isla de Cebú, donde conocieron al Rajá Humabon, con quien hicieron buenas migas y acabaron bautizándole (a él y a muchos más). Quien comandaba a estos españoles era el mismísimo portugués Fernando de Magallanes.

El navegante había propuesto a la corona portuguesa una expedición para buscar una nueva ruta comercial con las Indias Orientales partiendo hacia el oeste, y evitando así el rodeo del continente africano, pero estos pasaron de su culo, así que decidió proponérselo al rey español Carlos I, al igual que Colón hizo años atrás con los abuelos de este rey.

Nah! Una aventurilla de fin de semana.

La Corona Española patrocinó el viaje y este salió en 1519 hacia lo que hoy es América, rodeando el sur del continente y pasando por primera vez por el estrecho que lleva su nombre. Luego cruzaron el Pacífico hacia el noroeste, hasta llegar a la parte más oriental de las Filipinas, donde se abastecieron y encontraron amiguetes de la zona. Estos le indicaron el camino hacia Cebú, y es aquí donde nos habíamos quedado. El Rajá Humabon se bautiza y Magallanes, para forjar aún más la amistad, decide atacar al enemigó del Rajá, los nativos de Mactán, liderados por Lapulapu.

El 27 de abril de 1521 los barcos del navegante llegaron a la cercana isla, pero no pudieron desembarcar, debido a los corales y a las rocas del lugar, así que tan solo 49 soldados españoles y portugueses (de los cuales uno era Magallanes) llegaron a la isla en botes. Los nativos, viéndose rodeados, sacaron los dientes y cargaron contra los soldados, comenzando una batalla de unos 1500 guerreros nativos contra 49 soldaditos. El resultado fue el que puedes esperar, pues poco iba a hacer la pólvora contra mil quinientas lanzas y flechas.

Magallanes dio la orden de retirada, haciendo ver a los nativos quién era el “mandamás” entre sus enemigos, así que se cebaron con él, masacrando su cuerpo mientras los demás huían a toda pastilla de Mactán. La llamada Batalla de Mactán acabó con el militar y explorador Fernando de Magallanes.

¿Es que no puede salir uno a dar la vuelta al mundo tranquilamente?

Juan Sebastián Elcano, que empezó la aventura siendo el segundo de a bordo de uno de los cinco barcos, acabó siendo el capitán de la expedición al ir menguando el personal, y decidió volver a España por la clásica ruta de África. Es considerado como el primer ser humano (junto a los otros diecisiete supervivientes) en dar la vuelta al mundo, aunque el intérprete de Magallanes, un esclavo nacido en Sumatra que también estuvo en la expedición, seguramente fue el primero cuando estos llegaron a las Filipinas.

CÓMO LLEGAR

Facilito lo tienes, pues la isla cuenta con el Aeropuerto Internacional de Mactán-Cebú, y es uno de los más importantes del país, teniendo conexiones con varios países asiáticos y con Los Ángeles en Estados Unidos, además de conexiones con muchas otras partes del país, como Manila, donde está el aeropuerto principal del país (con conexiones europeas).

¿QUÉ HAY POR AHÍ?

Monumento a Magallanes en Mactán, del siglo XIX

Se trata de una de las islas más turísticas del país, por lo tanto, los atractivos son abundantes. Las actividades acuáticas son la baza principal, pues al ser una isla de coral ofrece muchas alternativas como el snorkel, el buceo, las motos acuáticas, etcétera; el problema está en que no existe un sistema óptimo de depuración, siendo perjudicial para la salud de los que practican dichas actividades.

Es aconsejable darse una vueltecita por la isla más densamente poblada del país y conocer el día a día de los sonrientes habitantes, muy orgullosos de Lapulapu, aquel líder indígena que repelió a los españoles y que acabó con la vida de Magallanes. En su honor cambiaron el nombre de la ciudad de Opon a Lapulapu en 1961, y se levantó un monumento con su figura. Por cierto, Magallanes también tiene su monumento en la isla.

Las actividades deportivas, culturales y naturales son aquellas que pueden realizarse también en otras zonas del país, así que no te agobies si tienes que estar moviéndote por las islas, que tampoco te vas a perder nada que no puedas encontrar en otro lado.

REFERENCIAS

Monumento a Lapulapu en Mactán

Y tras la vuelta al mundo me quedo aquí, en mi casita. Espero que os haya gustado un rato… Ya sé que algunos y algunas sois más de Vasco de Gama, pero qué le voy a hacer si fue Magallanes el que llegó a Mactán, y la historia no se puede cambiar, al menos hasta donde yo sé. Bueno, que si lo habéis disfrutado genial, y si os he hecho perder el tiempo, pues lo siento mucho, pero alguien tenía que fastidiaros el día ¡Nos vemos en la siguiente isla, guapetis!

¡Un saludo, navegantes!

4 comentarios en “Mactán

  1. Por fin navegas hasta una isla que conozco😂 menuda currada que te has pegado con la historia. Yo que soy más de Magallanes cuando fui alli me les imaginaba con esos calores, en plena emboscada con el lanzazo en la pierna y no sé los que quedaron lograron salir de ahí. Muchas historias salieron de las incursiones de los españoles por allí como la aparición de una figurita del Santo niño, al que no veas la devoción que le tienen en Cebú. Qué buenos recuerdos me has traído, yo tb he hecho un viaje mental desde mi sofa😂😂buen finde 😘😘

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí! Ya tocaba una isla conocida 😂 la verdad es que Filipinas tiene mucho material, y me apetecía dejar a los ingleses fuera, por una vez jaja. Me alegro que te traiga buenos recuerditos. Un abrazo, Bea, buen fin de semana 😉

      Le gusta a 1 persona

    1. Yo lo único que conocía era el capítulo de Magallanes, pero nada más. Lo que pasa es que para los que visitan Cebú, es un punto obligatorio (por su aeropuerto)… Yo aún no las he visitado jaja. Gracias por el comentario 😊 Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s